domostics | ¿INTERNET DE LAS COSAS?
15961
post-template-default,single,single-post,postid-15961,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_popup_menu_push_text_right,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive
 

¿INTERNET DE LAS COSAS?

internet-de-las-cosas

¿INTERNET DE LAS COSAS?

El término Internet de las cosas llega ¡pisando fuerte! y es que, en la actualidad, ¿quién no ha oído hablar de este revolucionario concepto en el mundo de la tecnología? Lo cierto es que no todos conocemos a qué nos referimos realmente cuando nos referimos a él… Cuando hablamos de Internet de las cosas no hablamos de algo que forme parte de la composición de Internet, sino de una red (Internet) que se incorpora a las cosas del mundo real, hablamos de objetos inteligentes: Smart El ejemplo más claro de Internet de las cosas en la actualidad lo encontramos en nuestros smartphones, tablet, ordenadores portátiles, equipos de música, televisiones que se conectan a Internet, videoconsolas,  e incluso coches. Pero esto no es nada, este concepto va mucho más allá…

 ¿Imaginas un frigorífico que te avise de la fecha de caducidad de los alimentos que contiene y que se encargue de realizar la compra cuando falte algún producto? ¿y que tus zapatillas de deporte registren “en la nube” las estadísticas de cuánto corres cada semana y a qué velocidad? Y más sorprendente aún.. ¿y si tu inodoro analizara tu orina y te recomendara la dieta alimenticia que más te conviene? ¿qué ocurriría si tu cepillo de dientes te alertara de cualquier pequeña caries y pidiera por ti cita en el dentista?

Todo esto es ya una realidad y son solo algunas posibles aplicaciones de lo que se conoce como el “Internet de las cosas” o “Internet de los objetos” (IoT, por sus siglas en inglés), un concepto que nació en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) que supone toda una revolución en las relaciones entre los objetos y las personas, incluso entre los objetos directamente, que se conectan entre ellos y con la Red,  ofreciendo datos en tiempo real. Para digitalizar el mundo físico bastará con integrar un chip de pocos milímetros, con un sistema RFID (Radio Frequency IDentification), en cualquier objeto de nuestro hogar, del trabajo o de la ciudad para poder procesar y transmitir información a partir de él constantemente. Se calcula que en 2020, entre 22.000 y 50.000 millones de dispositivos se conectarán a Internet con el fin de proporcionarnos una serie de servicios y aplicaciones inteligentes sin precedentes. Según Hans Vestberg , CEO de Ericsson, las repercusiones serán considerables:

«Si una persona se conecta a la red, le cambia la vida. Pero si todas las cosas y objetos se conectan, es el mundo el que cambia.»

A continuación te dejamos un debate en torno a este concepto:

Fuente: www.lacrisalidapurpura.es

Sin comentarios

Deja un comentario